Dr Velázquez y Velázquez.
Especialista en Cirugía Cardiovascular: 

Una incisión es un corte a través de la piel hecho durante una cirugía. También se denomina una "herida quirúrgica". Algunas incisiones son pequeñas; otras son muy largas. El tamaño de una incisión 
depende del tipo de cirugía que haya tenido.

Cerrar una herida quirúrgica puede ayudar a que sane más rápido. Para cerrar la incisión, el médico utiliza uno de los siguientes elementos:

  • Grapas

  • Puntos (suturas) reabsorbibles. No es necesario retirarlos porque desaparecen solos

  • Puntos (suturas) no reabsorbible. Es preciso retirarlo cuando la herida haya cerrado suficientemente

El cuidado adecuado de la herida puede ayudar a prevenir la infección y reducir la cicatrización a medida que la herida quirúrgica sana.



CUIDADO E HIGIENE DE LA HERIDA

Cuando regrese a casa después de la cirugía, puede que tenga un apósito adhesivo que cubre la herida. Los vendajes y apósitos cumplen varias funciones, como:

  • Proteger la herida de los microbios y así reducir el riesgo de infección.

  • Cubrir la herida para que las suturas o las grapas no se enganchen en la ropa.

  • Proteger el área de pequeños traumatismos o golpes mientras sana.

  • Absorber cualquier líquido que se filtre desde la herida.



Usted puede dejar el apósito original en su lugar hasta 5 días o por el tiempo que el médico le diga. Será necesario cambiarlo antes si resulta húmedo o empapado con sangre u otros líquidos.

1.- Antes de iniciar la cura de la herida, prepárese adecuadamente:

  • Lávese las manos antes de tocar el apósito. Puede utilizar un limpiador a base de alcohol o puede lavarse las manos con jabón y agua. También limpie debajo de las uñas. Enjuague y luego séquese las manos.

  • Asegúrese de que tenga todos los suministros que necesita a la mano.

2.- Retire el apósito viejo.

  • Si el apósito se pega a la herida, humedézcalo con cuidado y vuelva a intentarlo.

  • Límpiese las manos otra vez después de quitar el apósito viejo.

3.- Limpieza de la herida:

Las heridas pueden mojarse, y es conveniente lavarlas con agua diariamente. Las heridas NO DEBEN PERMANECER MOJADAS, por lo que una vez que se haya lavado la herida debe secarla bien con toalla o papel absorbente e incluso con secador de pelo.

Una vez seca la herida se puede aplicar algún antiséptico suave de uso tópico (povidona yodada, betadine ®, clorhexidina, etc).

4.- Cuando ponga un nuevo apósito:  

  • Asegúrese de que las manos estén limpias.

  • No toque la superficie interna del apósito.

  • No aplique crema antibiótica a menos que el médico se lo indique.

  • Coloque el apósito nuevo sobre la herida y pegue los bordes.

  • Ponga el vendaje o apósito viejo y el resto de la basura en una bolsa de plástico y tírela.

Si usted tiene suturas que no se reabsorben o grapas, el personal sanitario las retirará al cabo de 8-10 días, aunque se pueden retirar desde los 3 a los 21 días en función del estado de la herida.

 

facebook
twitter
linkedin